Rueda por la Diabetes al Mont Blanc, con el Doctor Delgado

publicado en: Artículos | 0

 

El Doctor Elías Delgado, coordinador de Diabetes del Servicio de Endocrino del HUCA, participó el pasado mes de septiembre en el programa ‘Rueda por la Diabetes al Mont Blanc’, una ruta en bicicleta de montaña con personas con Diabetes Mellitus Tipo 1.

El Doctor Delgado cuenta su experiencia en este post:

El Tour del Mont Blanc es una de las rutas de largo recorrido más bonitas y exigentes en el mundo para los amantes de la bicicleta de montaña.
– Del 11 al 17 de Septiembre transcurrió una inolvidable semana repleta de grandes experiencias personales y profesionales.

En febrero de éste año recibí una llamada de mi compañero (y ya amigo) Alberto Diez invitándome a participar en lo que él llamaba “miniretoBierzo”. Se trataba de un encuentro de personas con Diabetes Mellitus tipo 1 para realizar rutas en bicicleta de montaña por las tierras del Bierzo. Su capacidad de convicción y la posibilidad de aunar dos de mis pasiones (diabetes y bicicleta de montaña) me empujaron a aceptar la invitación. Eso sí, con cierto temor por no saber exactamente con qué me iba a encontrar.

Durante los 2 días del “miniretoBierzo” fui enormemente consciente del buen ambiente creado por los organizadores y de la utilidad educativa que tenía dicha actividad para las personas con Diabetes Mellitus tipo 1.

Así que, al ofrecerme participar en el reto “Rueda por la Diabetes al Mont Blanc” no dudé en aceptar y me volqué en organizarme para poder asistir. Nada de esto hubiera sido posible sin la colaboración de mis compañeros de trabajo y de mi familia. Mil gracias a todos.
Después de haber disfrutado de un “verdadero paseo por las nubes” me gustaría compartir las reflexiones más importantes con vosotros.
El ejercicio físico, además de ser una parte importante del tratamiento de la persona con diabetes, es una herramienta educativa de primer orden. Una persona que aprende a manejar su diabetes en situaciones de ejercicio intenso, le va a ser mucho más fácil controlar sus niveles de glucosa en su día a día. La calidad de vida del paciente mejora.

El mejor educador para una persona con diabetes es otra persona con diabetes que ha superado ese mismo problema. El encuentro entre personas con la misma problemática en un ambiente distendido y relajado haciendo que sea fácil, que se pongan en común las preocupaciones, dudas, miedos y se compartan las soluciones que han encontrado otros compañeros creo que es el mejor programa educativo que se puede ofrecer. Este es el principal objetivo de esta actividad “Rueda por la Diabetes al Mont Blanc”. Ya en el desayuno se compartían experiencias vividas durante la noche: como se había hecho frente a la famosa hipoglucemia tardía (nocturna) del ejercicio, cómo se estudiaba el recorrido del día para calcular el porcentaje de bajada de la insulina basal, cómo después de varios días observando la subida de glucosa del desayuno ante el retraso en el comienzo del pedaleo se fue uniendo el desayuno lo más posible al comienzo a rodar por las sendas alpinas…..

Durante todo el día, en las diversas determinaciones de glucemia, se compartían consejos entre los diversos participantes sobre los hidratos a ingerir o las dosis de insulina a administrar. Las personas con múltiples dosis de insulina veían cómo los que usaban Bomba de insulina intentaban afinar el máximo con dosis correctoras de hasta 0,2 UI ¡¡¡¡. Después de la reconfortante ducha y ya en la cena, en la reunión de puesta en común del día, salían los temas más diversos y las experiencias personales que difícilmente se comparten, salvo en un ambiente de confianza y camaradería que genera el haber disfrutado y sufrido momentos de gran intensidad y dureza durante el día. Realmente no hay mejor curso educativo que compartir las 24 horas del día, durante 7 días seguidos, con 10 personas con diabetes expertas, haciendo deporte de intensidad. Tan sólo puedo decir que, ojalá todas las personas con diabetes pudieran vivir algo parecido, adaptado a las posibilidades físicas de cada uno.

En la ajetreada vida que todos llevamos es difícil disponer de estos encuentros. Soy consciente de que los profesionales que nos dedicamos a cuidar y ayudar a las personas con diabetes, una vez que les facilitamos los conocimientos y habilidades esenciales para el cuidado de su enfermedad, debemos intentar proporcionar estos encuentros con expertos en ambientes distendidos. Sólo así la calidad de vida del paciente diabético mejorará. Las autoridades sanitarias, las asociaciones de pacientes y las fundaciones que ayudan a pacientes con diabetes, deben de trabajar en la misma línea.

Muchas gracias a todos mis compañeros de reto porque…..os aseguro que he aprendido mucho más de lo que he podido aportar. Mi papel durante esta semana consistía en dar apoyo médico a las personas con diabetes durante la práctica deportivas, asistir a las emergencias que se pudieran producir, así como participar en las sesiones “formativas” diarias. Ya me había advertido Alberto que los participantes eran unos auténticos expertos y autosuficientes. Por seguridad preparé mi mochila para poder afrontar diferentes problemas y urgencias. Afortunadamente, durante toda la semana mi mochila recorrió el Mont Blanc pero no fue preciso ni abrirla! Los problemas que surgieron fueron más bien mecánicos (de las bicicletas), solventados de forma perfecta por John (Don Juan) siempre con la simpatía y alegría que le caracteriza. Convivir una semana con personas a los que se les apareció la enfermedad en el camino y han sido capaces de echársela a la mochila y continuar planteándose y superando retos personales con la diabetes a cuestas, ha sido una experiencia inolvidable. Sobre todo, la conclusión es que hay muchas formas de abordar la vida con la diabetes, y no podemos más que ayudar a cada uno a llevarla a su manera logrando el mejor control metabólico posible. Estoy seguro que después de esta vivencia ayudaré mejor a mis pacientes.

Quisiera felicitar a Bas van de Goor por su iniciativa de crear la fundación con la misión de aumentar la calidad de las personas con diabetes a través del deporte. Ha sabido rodearse de un maravilloso equipo para poder lograr su objetivo: Jeroen, Marion, Nicole, Henk, Maartje, Mariëlle….. enhorabuena a todos por vuestro trabajo.
Gracias a Vasa Sport , a todos sus guías por el espléndido trabajo realizado y a Ronald por las maravillosas fotos que nos permitirán recordar este reto toda la vida.
Agradecer a la Fundación Bas van de Goor, a la Fundación para la Diabetes y a Novo Nordisk su invitación a participar en este apasionante reto. Por último, un agradecimiento especial a Petra Seegers por la perfecta organización de este reto, siempre pendiente de que todo estuviera perfecto, siempre con esa dedicación, entrega, cariño y alegría que le caracteriza.

“Rueda por la Diabetes al Mont Blanc” ha sido un auténtico paseo por las nubes, una inolvidable y enriquecedora experiencia .
Espero que este reto continúe…….

La TPA recogió en un reportaje la experiencia del Doctor Elías Delgado

Dejar una opinión